Paz en Colombia: Del escepticismo a la esperanza.

Como Colombiano, los últimos acontecimientos relacionados con el acuerdo para la terminación del conflicto armado entre el gobierno de nuestro país y las Farc, son motivo de gran expectativa y a la vez me producen la sensación de estar en territorio desconocido e inexplorado.

Tal vez esa sensación se debe a que era demasiado joven para recordar los acuerdos alcanzados a principios de los 90 con el M19 y otros grupos armados, así como el consecuente proceso de la Asamblea Constituyente en 1991 y ni siquiera había nacido cuando se dieron los anteriores intentos de negociación durante los años 80.

Paz 1

Image:www.bbc.com

En todo caso, mientras me desvelaba en Malasia para seguir (a través de la transmisión en línea) el evento de presentación y firma del acuerdo en la Habana, llegue a la conclusión de que es la primera vez en mi vida que realmente veo la posibilidad de una Colombia en Paz como algo real, posible y tangible.

En mi caso, esa conclusión representa un paso muy importante, debido a que al ser parte de la generación que creció, se educó y se formó siguiendo día a día por televisión la fallida y traumática experiencia que fue el proceso de negociación del Caguan, así como viviendo, en este caso en vivo y en directo, la época mas dura del conflicto armado entre finales de los 90 y principios del nuevo milenio (cuando los noticieros iniciaban con el resumen de los pueblos y/o bases militares que habían sido atacados la noche anterior), ademas del posterior surgimiento, auge y dominio casi absoluto del Uribismo con su politica de seguridad democrática  (yo hubiese votado por Alvaro Uribe en las elecciones del 2002 de haber tenido en ese momento la edad necesaria para hacerlo), era natural que más allá de apoyar el proceso de negociación con las Farc, fuese bastante escéptico respecto sus posibilidades reales de éxito.

Sin embargo, debo aceptar que Juan Manuel Santos y su gobierno – del cual me considero contradictor-, me han sorprendido positivamente con el manejo que le han dado a este proceso de negociación (queda el consuelo de que el Caguan al menos sirvió como proceso de aprendizaje para ambas partes) y los resultados que han conseguido hasta la fecha. Hasta hace apenas un par de años me hubiese resultado poco realista imaginar el escenario actual con unas Farc aceptando la terminación del conflicto, reconociendo el Estado de derecho y lo más importante, aceptando la posibilidad de reintegrarse a la sociedad.

Paz 2

Image:www.bbc.com

Obviamente, durante este proceso de reflexión y aceptación surgieron diversas dudas, preguntas ademas de conclusiones y respuestas importantes, entre las cuales resalto las siguientes:

¿Estos avances no se han logrado de manera gratuita?

¡Totalmente cierto! de hecho ambas partes están asumiendo un alto precio a pagar por ellos, ya que precisamente de eso se trata un proceso de negociación y es lo que lo hace diferente a un proceso de rendición o sometimiento, algo que no fue posible lograr con las Farc a pesar de las múltiples estrategias (legales e ilegales) que intentaron los sucesivos gobiernos durante los últimos 60 años (incluyendo los 8 años de la Seguridad Democrática).

¿Este acuerdo no traerá automáticamente la Paz? 

¡igualmente Cierto! ya que las Farc no son el unico actor del conflicto armado y más importante por qué muchas de las causas que le dieron origen seguirán vigentes tras la firma e implementación del acuerdo,

Sin embargo, lograr sacar de la ilegalidad al grupo armado más grande tanto en número de integrantes, armamento, presencia a nivel nacional y capacidad tanto logística como económica (o por lo menos a la mayor parte del mismo), que además cuenta con la mayor tradición, siendo el unico que puede trazar sus raices y justificar su origen en la época de la violencia. Representa un primer paso muy importante, necesario y estratégico de cara a conseguir la verdadera Paz en el largo plazo, ya que ni el ELN, el EPL, los Usuga ni ninguna otra de las Bacrim están siquiera cerca de tener la capacidad, experiencia y resistencia que han construido las Farc durante su larga historia.

¿Este acuerdo implicara un importante componente de impunidad?,

¡También es Cierto! Tan lamentable como necesario, este componente de impunidad, no solo tendrá que aplicarse a las Farc sino eventualmente a todos los actores del conflicto incluyendo los agentes del estado que incurrieron en conductas ilegales durante el mismo, es parte del precio que debemos asumir como sociedad para poder romper este círculo vicioso de violencia en el que hemos estado atrapados por mas de 70 años.

Esto ha sido un componente común en la terminación de conflictos alrededor del mundo (pocos tan largos y complejos como el Colombiano) ya sea mediante la negociación como lo es en este caso o incluso del sometimiento (Tras la Segunda Guerra Mundial millones de soldados Alemanes, Italianos  Japoneses etc… fueron perdonados o no pudieron ser juzgados).

¿Este acuerdo abrirá la puerta a la posibilidad de que algún día las Farc lleguen al poder por la vía democrática? 

¡100 % Cierto! Llegar al poder es la razón de ser y existir que han tenido las Farc durante la mayor parte de su historia, es la razon primordial por la cual han podido sobrevivir durante todos estos años a pesar de la constante ataques del estado (Marquetalia, Casa Verde, etc..). es el ideal que los mantuvo unidos como bloque durante los 8 años de presión extrema a la que fueron sometidos durante la seguridad democrática,es la justificación propia de su existencia (según ellos, se alzaron en armas debido al monopolio del poder impuesto por “la oligarquía”) y la posibilidad de llegar al poder es probablemente lo último a lo que renunciarían en cualquier negociación.

Paz 3

Image: REUTERS

El principal logro de este acuerdo es que por primera vez tras 60 años, las Farc aceptan formalmente la posibilidad de renunciar a la lucha armada como medio para llegar al poder y tomar la decisión de integrarse al Estado de derecho para tratar de llegar al poder dentro del sistema democrático.

Esto es un logro inmenso tanto para las Farc, que ven reconocida su condición de movimiento politico. Para el estado y la democracia Colombianos, que confirman su condición de única opción de poder. Para la Fuerzas Armadas, que reafirman su posición como unico actor armado legal y legitimo. Para las victimas, que aunque sea parcialmente, podrán acceder a mecanismos de verdad, justicia y reparación. Pero principalmente para la sociedad Colombiana en general, que finalmente y por primera vez en su historia, podrá darse la oportunidad de reconciliarse con una parte de su pasado, perdonar y mirar hacia adelante para poder concentrarse en los verdaderos problemas de fondo que deberá afrontar con el fin de poder brindar una vida justa y digna para todos sus ciudadanos.

“No hay camino para la Paz, la Paz es el camino” 

Mahatma Gandhi

Anuncios

Una respuesta a “Paz en Colombia: Del escepticismo a la esperanza.

  1. Pingback: “Colombia en la encrucijada” – Entrevista con Random Travel Stories. – Soñar mi vida, viviendo mis sueños.·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s